domingo, 22 de abril de 2012

Odio el Casamiento


Es así, como muchos, digo y afirmo que el matrimonio no es algo que me guste. La típica respuesta recibida ante la expresión de mis sentimientos con relación a dicho sacramento es que voy a ser el primero en hacerlo. Pero más allá de que sea así, ¿Nadie se ha preguntado el porqué de mi rechazo al mismo?. A continuación trataré de explicarles el por que no pretendo llegar a casarme.

Lo único que se ha logrado en estos últimos tiempos con el tema del “matrimonio” es que los jóvenes, a medida que vamos cumpliendo años, busquemos desesperadamente a alguien con quien casarnos. A aquella que acepte el realizar la chota celebración en la cual para la sociedad vas a comenzar la etapa “más feliz de tu vida”. Y me pregunto yo, ¿Sin esa presión encima, nos hubiésemos casado?, ¿Hubiese sido la misma la persona con la cual realizáramos la boda?. Todos dicen que debemos encontrar alguien con quien debamos casarnos, más nadie dice podes vivir con quien quieras mientras sean felices.

Esta imposición encima nuestro, lo único que logra es que nos casemos sin tener en cuenta muchas otras consideraciones que deberían de ser importantes como para tomar una decisión tan importante, no se cuales sean, ya que varían de acuerdo a cada persona. Cada uno busca algo en aquella persona con la cual desea compartir el resto de su vida, pero con tanta presión encima dejamos pasar algunos puntos que a la larga podrían ser más que importante.

Y es de allí que los demás no entienden mi punto de vista. Yo quiero elegir tranquilamente, sin presiones, a la persona con la cual deseo VIVIR el resto de mi vida, no aquella con la cual la sociedad me dice debo hacer una fiesta para que vean que “voy a ser feliz” hasta el día de mi muerte. Yo esperare tranquilo a aquella mujer que desee compartir conmigo el resto de nuestras vidas, no aquella que solamente piense en casarse para mostrare ante nuestra sociedad. El casamiento es una fiesta, nada más que eso, si quieren farrear les invito a todos a tomar y comer asado.

Yo no quiero alguien con quien parrandear, quiero alguien con quien compartir. Para la joda hay muchas, con quien compartir y que sea compatible conmigo, solo será una, y a esa esperare. E inclusive, si no hay presión y considero es la indicada, quien sabe, hasta convencerme que haga la maldita fiesta para la mierda de sociedad.

 PAZ Y BIEN A ERE EREA