lunes, 5 de julio de 2010

¿Escribir?, mejor corta tu pasto!

Ya mi blog ha cumplido más de un año. He sido un ingrato y no le he hecho ningún tipo de agasajo, así como tampoco ningún tipo de comentario. Creo que este es el momento perfecto. Un 16 de junio del 2009 inicie esta travesía escrita vía web. Habiendo leído el primer posteo que realice y el último me di cuenta que mi estilo ya es totalmente otro. Evidentemente he cambiado.

Siempre uno de mis profesores me hablaba del libro “Textos Costeños” de Gabriel García Márquez. Según comentaba acerca del escrito, lastimosamente no pude leerlo aún, el autor iba buscando su estilo para la escritura. En comparación con este señor, yo no busque ninguno, él me encontró. Si bien podría para otros no ser buena mi forma de escribir, es con el cual me siento cómodo. Pero no sólo me dio un “estilo” este blog, sino también un pasatiempo.


Hablando con amigos no entendían el porqué me era tan divertido el escribir en un blog. Sí, es divertido. Tal vez no sea un deporte, no sea una competición, no haya un ganador y un perdedor, pero si tiene la escritura ese atractivo que hasta ahora es lo que más me llena. Inclusive, llegaron a decirme que preferible sería que “cortase el césped” antes que escriba. Si hablásemos de ganancia visible se podría decir que si salgo perdiendo con este blog y que sería más conveniente cuidar mi jardín, pero no.


La satisfacción personal que logro no tiene nombre. Sería una falta de respeto hacia El turista si tan solo quisiera bajarlo un peldaño de donde se encuentra. Demasiadas felicidades ya me ha dado como para que no le dedicase unas palabras en su mismo espacio. Es quien en este viaje ha sido mi fiel compañero, escuchó todos mis dilemas, me levanto en momentos de tristeza, me dio consejos, en fin. Es quien uno necesita al lado suyo para no sentirse solo.

Gracias EL TURISTA por estar siempre allí


PAZ Y BIEN A ERE EREA