martes, 15 de junio de 2010

TE AMO PARAGUAY!!!


El mundial. Mucho más de mil millones de personas pegadas al televisor esperando a ver los mejores jugadores del mundo, para quienes su país no clasificó. Caso que no es nuestro, la GRANDIOSA albirroja está presente. Somos seis millones de personas que aguardamos por más de 4 años el primer partido de la selección guaraní.
Siendo las 14.10 ya nada se escuchaba por las calles. Todos concentrados ya sea en su respectivos trabajos, shoppings, bares, hogares, donde haya un televisor o por lo menos una radio para escuchar a aquellos 11 personajes provenientes del corazón de América que nos representarían ante Gli Azzurri (la azulada como es conocida Italia).
Se sintió un clima de guerra. El Mariscal Gerardo Martino preparo el pelotón. Estaba integrado por: Justo Villar (cacique en el campo de batalla), Carlos Bonet, Paulo da Silva, Antolín Alcaraz y Claudio Morel Rodríguez fueron los escuderos; Cristian Riveros, Enrique “Ramber” Vera, Víctor “Topo” Cáceres y Aureliano Torres los encargados de aprovisionar de proyectiles a los atacantes; y por último pero no menos importante los fusileros: Lucas Barrios y Nelson Hadedo Valdez.
Por 90 minutos nuestra nación sintió ese nacionalismo que tanto nos hace falta para quitar adelante la patria. Una forma de nacionalismo que la tan rica historia paraguaya no se porque no nos puede dar. Lastimosamente no nos acordaremos del héroe máximo de nuestra nacionalidad (para mí), el Mcal. Francisco Solano López, peleando contra 3 países (4 si contamos a Inglaterra) para defender nuestra amada tierra. Muy pocos saben quién es Silvio Pettirossi, con menos de 30 años hizo 37 Loopings consecutivos (cuando todos en ese momento hacían 6 como máximo). Es una tristeza que grandes personajes de la historia paraguaya como Nitsuga Mangoré, Augusto Roa Bastos, Luis Alberto del Paraná, entre otros, sean olvidados.
Y sí, lastimosamente no somos muy conocedores de nuestra historia. Pero, si siempre recordamos al gran Cesar “Chito” Ayala en el mundial Francia ’98. Cuando tirado en el suelo soltó lágrimas por la eliminación, su tristeza llegó hasta nuestro país y nos contagio a todos O la felicidad que nos brindo (para los más grandes) aquella Copa América del 79. Los Olimpistas, la Copa Libertadores del 2002 difícilmente la olvidarán. Los cerristas alabaran a todos sus grandes ídolos, Guido “Mago” Alvarenga, Cesar “Tigre” Ramirez. Nosotros los liberteños a Juan “Magico” Samudio, Gerardo Martino que nos quito campeón luego de 26 años de espera.
El fútbol es la mayor expresión de nacionalismo que se pueda ver en nuestro país hace mucho tiempo. Todos nos unimos en momentos de felicidad interminables, así como depresiones que nos dejan sin palabras por tiempos indefinidos. La albirroja, dentro de todas sus aciertos y falencias es aquella que a los nacidos en tierra guaraní les da motivos para amar su país.
Para nosotros es el motivo para amor la patria. No tenemos autoridades a las cuales poner palmas y olivos. A los personajes más renombrados no los estudiamos. Pero son aquellos que nos dan una felicidad los que perduran en el tiempo. Roberto “Gato” Fernandez, Cayetano Ré, José Luis Chilavert, Carlos “Colorado” Gamarra, Francisco “Chiqui” Arce, Arsenio “Saltarín Rojo” Erico, entre otros los que perduran en el tiempo. Nadie escribe, pero todos conocemos de sus hazañas. A “Romerito” nunca lo vi jugar. Pero las historias contadas por mis padres son las que me dicen que debo de rendir homenaje a este hombre.
El Paraguay narra su historia de fútbol. No es lo que preferiría, pero si es ese es el motivo que tienen otros para amar esta hermosa tierra, que se mantenga viva esta tradición oral, mientras nos ocupamos de llegar a donde debemos para instaurar un régimen educativo decente.
TE AMO PARAGUAY!!!!!

PAZ Y BIEN A ERE ERA