miércoles, 28 de abril de 2010

Palabras


Las palabras. Parecen tan fáciles de conocerlas pero la realidad es otra. Son muy pocas las personas que realmente saben utilizarlas. Es la herramienta más poderosa y destructiva que posee el hombre. Prueba de ello son los políticos, cada año utilizan las mismas y a pesar de ello volvemos a caer en lo que dicen. Claro que el que a nosotros nos parece que mejor habla es el que nos convence.
Con muchas personas ya he debatido, hablado, discutido. Son realmente contados con los dedos aquellos que realmente tenían coherencia en sus palabras. Hablar es muy sencillo, de hecho todos decimos algo, pero son pocos los que tiene la habilidad para poder darle significado o relevancia a sus palabras.
Yo sinceramente me considero de aquellos habilidosos que saben cómo utilizar las palabras a su voluntad para así conseguir lo que deseo. Hasta ahora he conseguido todo lo que deseo, no hay obstáculos insorteables para obtener lo que deseo. Una de las armas más poderosas que poseo para llegar a la meta es mi boca. Con ella puedo manipular las palabras a mi voluntad.
Puedo hacer que lo bueno se vea como malo, lo malo como bueno. Además de ella, tengo otras 2 poderosas herramientas, la memoria y la lógica. Poderosas maquinas que la gente no sabe cómo utilizarlas. La memoria para recordar cada detalle, situacion y palabras dichas. Todo tiene una unión, un porque se realizan y se dicen las cosas en cierto momento, y es ahí donde utilizo la lógica, para unir las mismas par encontrar el argumento del porque de las cosas.
La verdad que estas maquinas están a disposición de cualquiera, aquel que desee utilizarlas puede hacerlo. Pero no son instrumentos para uso de personas no capacitadas. Si no son correctamente utilizadas pueden ser contraproducentes. Los efectos se vienen a uno en efecto doble.

PAZ Y BIEN A ERE EREA

martes, 27 de abril de 2010

Panta rei, todo fluye..


Soy como todos. Después de transcurrido cierto tiempo creemos que ya todas las heridas se han sanado, pero en realidad nunca sana por completo. Pensé que sería mucho más fuerte de lo que en realidad demuestro, pero la verdad es otra. Me desarmé al verte.
En el momento que te vi supe que era un hecho que ya te había perdido. Por primera vez en tanto tiempo sentí unas ganas inmensas de tratar de buscarte y hacerte mía nuevamente. Pero siempre hay algo que me detiene. Creerás que ya te he olvidado, pero en realidad no es así. Aunque no lo parezca, te busco mucho. Pero cuando te veo, y siento que voy a llegar a la meta, algo me impide avanzar.
Son nada más que centímetros los que necesito para llegar. Pero al recorrerlos, los mismos parecen kilómetros interminables de puro sufrimiento. Que sobre el final me hacen retroceder, ya que el dolor de alcanzar a la meta pero no llegar a traspasarla sería una pena inmensa.
De igual manera soy una persona optimista. Pienso que si el destino no desea juntarnos es por alguna razón. Si algo o alguien me impide avanzar es por algún motivo. No pienso desafiar a las leyes del destino. Cierto, duele, pero no por eso significa que no sanará nunca. Llegara el día en que estemos bien, y esto será algo más llevadero.
Con estas palabras no precisamente pretendo que vuelvas a mí, ni digo que yo inmediatamente volveré a ti. Es nada más la expresión de un sentimiento que tuve en algún momento. Si el destino desea vernos juntos el mismo estará cruzando nuestros caminos.
Desde la distancia te deseo los mayores éxitos y suerte en todo lo que empeñes. Un abrazo!

PAZ Y BIEN A ERE EREA

domingo, 25 de abril de 2010

Fuerza!!


Nuevamente me encuentran aquí por un dilema existencial. Lo “bueno” por así decirlo, es que no hace referencia a mi personal, sino a uno de mis mejores amigos. Se encuentra en una situacion muy complicada, que para poder tomar una decisión debe hacerlo con la lógica racional y no con la sentimental. Bien difícil es lo que debe de realizar.
Estuve en su lugar y sé que cuesta mucho. En su momento opte por la medida equivocada, porque lo hice con el corazón. Así como toda decisión que va ligada a los sentimientos, sabemos que son las más difíciles de tomar y las que más afectan sea cual fuere la opción tomada. En este escrito no pretendo decirle que es lo que debe de hacer, como veo las cosas o si está bien o mal su situación.
Es simplemente un escrito para demostrarle que estaré con él en las buenas y en las malas. No importa lo que realice, siempre estaré ahí para apoyarle en todo lo que necesite. No creas que solamente a ti te suceden este tipo de cosas, o se te presentan estas dificultades. Todos pasamos por eso, y lo importante es que después de la caída hay que levantarse más fuerte y continuar, no dejar que nos supere.
Aprovecho también para brindar mi apoyo a otro amigo, que se encuentra en una situación similar. No es fácil, es más, creo que desearía nunca me pase lo que te paso a vos. Es algo realmente incomodo y nos hace sentir culpables aunque no sea así. La decisión que debes tomar sabes cuál es, pero queda a tu criterio y fuerza de voluntad el poder llevarla a cabo.
Como te había dicho, siempre tendrás mi apoyo porque te conozco y sé que lo que hacías lo realizabas de buena fe, con excelentes intenciones. Pero que lastimosamente no salieron como así tú lo deseabas.
A los dos, fuerza! Lo que no te mata te hace mas fuerte!

PAZ Y BIEN A ERE EREA

sábado, 24 de abril de 2010

Interfieres


Particularmente nunca fui de los hombres que se alejan de aquellas mujeres que te das cuenta que se gusta de vos. Siempre considere que era una falta de respeto hacia la otra persona ya que ella no solicito dichos sentimientos por mí. Varias veces me sucedió que me gustaba cierta persona, ella no se gustaba de mí y se alejaba. Pero, a pesar de que no me guste, creo que deberé de hacerlo. O por lo menos marcar un límite.
Antes notaba cierto tipo de cambio en su actitud cuando estaba conmigo, pensaba que eran alucinaciones mías por mi alto autoestima o egocentrismo. Pero nuevamente surgieron más pruebas que dieron más peso a mis hipótesis. No es solamente amistad lo que me quiere brindar ella. Pero si no me agrada, o no la veo como ella desea, ¿Cómo puedo hacerla entender que no soy la persona indicada sin lastimarla antes de comenzar algo que no funcionara o que no deseo?
Con palabras exactas todavía no se lo he dicho porque no puedo asegurar que sea como yo pienso. No es que no desee hacer semejante acción, pero está llegando al punto en el cual interfiere con otras cosas que yo deseo hacer y comienza a ser un poco molestoso. Siempre son difíciles estas situaciones porque como no se ha dicho nada todavía y nos basamos en supuestos yo no puedo dar el primer paso.
Evidentemente la solución que yo planteo es la salida más fácil y beneficiosa para mí, pero, ¿y del otro lado?. Dañada no terminara, puede que si afectada un poco pero no dañada. Se dará cuenta de que ella quiere es algo que no puedo brindarle y yo estaré tranquilo. Por un tiempo será molesto, pero por un bien común me parece correcta la decisión tomada.

PAZ Y BIEN A ERE EREA

lunes, 12 de abril de 2010

Mientes tan bien


Después de una ardua discusión con unos amigos me detuve a pensar en cómo realizaba cierto tipo de cosas. Aclaremos que eran dos contra uno. Y si, lograron que hasta casi creyera que no hacia correctamente las cosas.
El punto era que supuestamente vendía una imagen que no era la real. ¿Por qué?, porque hago todo en forma distinta. Ellos no comprendían que por hacerlas como a mí me gustan, aunque no fuera la manera tradicional, no dejan de ser las correctas.
Puede ser que haga las cosas de manera poco convencional, es más, confirmado que las hago distintas. Pero el hecho de realizarlas como a mí me gusta tiene una ventaja más allá de lo que podrían imaginar. Demostrando lo que yo demuestro crea algo que no tan fácilmente se romperá con el tiempo. Nos da a nosotros, al ver como se nos trata, un autoestima más alto.Nos hace sentir más realizados como personas, ya que no solo realizamos algo de momento, sino que se crea algo que perdura en el tiempo.
Sonara raro, no de muchos hombres, pero es cierto lo que digo. Prefiero una y mil veces el accionar a mi manera y no como hace la “mayoría”. Si intentara hacer las cosas como todos sería uno más del montón, y sé que soy más que eso. Tendré también seguramente mis cualidades de la mayoría. Pero en algún aspecto por lo menos intentare marcar una leve diferencia, y así demostrar que aunque se piense lo contrario NO TODOS SOMOS IGUALES.

PAZ Y BIEN A ERE EREA