viernes, 1 de enero de 2010

¿Que?


Quede sorprendido, esa actitud no me lo esperaba. No digo que es como para una cadena perpetua, pero para mí no es la correcta. Sinceramente no soy quien para juzgar, pero son esa clase de cosas las que hace que no seas visto/a como una persona de confianza. Para que mentir, no soy nada tuyo ni vos nada mío.
No me conoces, ni yo a vos, más claro agua. Si ninguno de los dos nos conocemos, ¿porque me estreso?. Realmente no es estrés, sino más bien no me lo veía venir. Yo soy de esos hombres que cuando se enoja, se enoja. A personas con mayor antigüedad en mi vida no les he permitido que me traten de esa manera, y contigo tampoco lo hare, que te quede bien claro.
Tal vez al comienzo no te des cuenta, pero con el tiempo notarás la diferencia. Sé que este mensaje no lo leerás, tal vez porque no te intereso, tal vez porque no te interesa, no me importa. Y si lo lees no sabrás que es para vos.
Este mensaje es simplemente una expresión de lo que pienso respecto a lo sucedido. También me servirá como recordatorio para cuando en el futuro, si seguimos hablando, poder comparar tu actitud y verificar si realmente cambiaste para poder continuar con lo nuestro

PAZ Y BIEN A ERE EREA