miércoles, 11 de noviembre de 2009

El pulso de mi vida


¿Qué estática esta la vida verdad?, no sienten como si fuera que la vida tiene un sentido fijo, como si se supiera que ya todo está dicho, hasta lo que a uno saca de quicio. Todo esta ordenado en mi vida, todo en su lugar, como si fuera que demasiado fácil ya se pone todo en mis manos y no se presenta ningún desafío.
Hace unos cuantos días se presento una situación muy incómoda, que hace un tiempo atrás ya me lo imaginaba se vendría y creí me alteraría de sobremanera, pero cuando llego el momento fue como un piquete de mosquito, molesta un segundo y después te olvidas, nada me afecta.
No digo con esto que lo que tengo no me da felicidad, sí, soy muy feliz con lo que poseo, solamente que no hay emociones fuertes, nada de sobresaltos, emociones que te hagan sudar, deseos que te hagan cambiar, fines que no te dejen dormir, en fin, algo que me mantenga despierto pensando en que hacer.
No quiero que se mal interprete, soy muy feliz con lo que tengo, es más, no lo cambiaría por nada, pero nada más necesito algo más que le de un sobresalto a mi vida, que me mantenga alerta en todo momento, pensativo para obtener aquello, dubitativo por no saber qué camino tomar para ganármelo, nervioso por no saber si lo obtendré o no. Ya en todos los ámbitos de mi vida hay demasiada seguridad, laboral, familiar, estudio, pareja, amigos, nada me sobresalta, nada de emoción.
Lo que deseo no lo sé, pero ojala que se venga rápido, porque no soy de los que gustan vivir su vida de una forma lineal, necesito vivir al límite, tomar decisiones, pensar, divagar, dubitar, dudar, esa es mi forma de ser, mi manera de sentirme vivo, de sentir que respiro, que me emociono.
Señores, si leen esto no lo tomen a mal, es mi forma de ser nada más, lastimosamente tengo que sentir mi corazón para saber que late, tengo que pensar para saber que mi cabeza funciona (en su propio mundo, pero lo hace), DIOS!, dame alguna emoción, algún algo como para sentirme vivo, y si lo haces, desde ya muchas gracias!

PAZ Y BIEN A ERE EREA