sábado, 24 de octubre de 2009

Analizando el PROBLEMA




Ya está empezando la parte de mayor tensión. Estoy en medio de algo que no puedo controlarlo, que no se si realmente lo deseo o no o cual realmente es el inconveniente.
¿No puedo realmente controlarlo?, si puedo!, pero estaría limitando, cosa que no es bueno debido a que en algún momento, quiérase o no yo también voy a desear hacer lo que me causa tensión en este momento, por lo tanto, al final no puedo controlarlo, dejaré que la situación tome su rumbo y que suceda lo que tiene que suceder.
¿Porque digo que realmente no sé si lo deseo o no?, en realidad no lo deseo, porque me causa molestias, y de las que mayor disgusto da a mi vida, debido a que altera totalmente mi racionalidad y calma, pero por encima de mi racionalidad y calma tengo que pensar en el bienestar del PROBLEMA (llamado así porque causa tensión, pero en realidad es la solución). El problema desea sin saberlo originar esta tensión, si sucede lo que tiene que suceder la tranquilidad vendrá a mí como por añadidura (en el futuro), parece cosa de locos, pero es así, será mejor todo, por lo tanto lo deseo.
¿Cuál es realmente entonces el problema?, el problema radica en realidad en que estoy siendo egoísta, que estoy pensando solo en mí, claro que uno diría que debe de ser así, pero en esta situación, no, uno tiene que dejar de pensar que es el ombligo del mundo y pensar en el problema para saber si debe tranquilizarse o no.
El problema hago de todo para conservarlo, es una necesidad mía, realmente no me puedo quejar porque me da muchísima felicidad, y nunca antes había sido así. Soy más responsable, me cuido mas, atiendo más a lo que debo y no debo de hacer, pero para conservarlo tengo que realizar muchas cosas que no son de mi agrado, cosas como esta, chuparme la mandarina y aguantarme para conservarlo.
Síntesis. Debo dejar que el resuelva solo sin ser yo una interferencia para encontrar la solución. No puedo entrometerme debido a que si lo hago inconscientemente estaría tratando de guiar para que yo sea el beneficiado, y no debe ser así, aunque me duela debo dejar que todo siga si curso, porque si me gusta el problema y es bueno para mí, lo que realice, también en alguna forma será bueno para mí.

PAZ Y BIEN A ERE EREA