domingo, 16 de junio de 2013

Hablando con Soledad

Uno de los tantos días que desperté con mi ya tan acostumbrada amiga Soledad, estuve hablando con ella de vos. Le había dicho que no sabía que era lo que sentía. Le consulte que sabía ella del amor, y si podría decirme si era eso lo que sentía por ti.

Soledad, como me conoce de memoria, me respondió de la siguiente manera: Davilo, ¿Vos querés o no que sea amor? Ya muchas otras noches estuvimos hablando de esto y de que es lo que sentías por ella. ¿Qué es lo que te hace dudar tanto de poder decir si es amor o no? ¿Es el temor de perderla? ¿El que te vuelva a pasar lo mismo que alguna vez viviste y tanto mal te hizo? Hay respuestas que solamente vos, en lo más profundo de tu subconsciente sabrás.

Si es que tienes miedo a perderla, te cuento que de igual manera si es que no te arriesgas, la perderás. Vendrá otro que así como vos, ve y reconoce todas sus cualidades aparte de belleza. Estás cometiendo el peor error, estás dejando que se la lleven por la cobardía de un resultado que de igual manera se dará si es que no haces nada.

El sufrimiento forma parte de la vida, no existe vida sin dolor. Sabes qué tipo de mujer es. No es de las que te pueda hacer pasar lo que alguna vez viviste. Supongamos que no es para vos, vivirás algo por lo que ya has pasado. Si bien es una experiencia fuerte, no es la muerte. El luchar por algo que uno desea siempre trae esfuerzos y marcas, pero son esas marcas las que te harán más fuertes.

Y la respuesta más importante. ¿Seguís dudando? Sólo mira lo anteriormente dicho. No te estaría alentando a hacer algo que no fuese por amor. No te estaría hablando de un sentimiento que me doy cuenta no estás albergando dentro de tu corazón.  Si no fuese amor lo que sientes por ella, hubiésemos estado hablando de tu querido Club Libertad. ¿O no?

Y fue con esas palabras que Soledad me dijo, me di cuenta que después de mucho tiempo volví a sentir algo importante por alguien. Y si, el riesgo es grande. Si fallo, será mucho el dolor de perderte. Pero si lo consigo, será grande la felicidad por tenerte.


PAZ Y BIEN A ERE EREA

domingo, 22 de abril de 2012

Odio el Casamiento


Es así, como muchos, digo y afirmo que el matrimonio no es algo que me guste. La típica respuesta recibida ante la expresión de mis sentimientos con relación a dicho sacramento es que voy a ser el primero en hacerlo. Pero más allá de que sea así, ¿Nadie se ha preguntado el porqué de mi rechazo al mismo?. A continuación trataré de explicarles el por que no pretendo llegar a casarme.

Lo único que se ha logrado en estos últimos tiempos con el tema del “matrimonio” es que los jóvenes, a medida que vamos cumpliendo años, busquemos desesperadamente a alguien con quien casarnos. A aquella que acepte el realizar la chota celebración en la cual para la sociedad vas a comenzar la etapa “más feliz de tu vida”. Y me pregunto yo, ¿Sin esa presión encima, nos hubiésemos casado?, ¿Hubiese sido la misma la persona con la cual realizáramos la boda?. Todos dicen que debemos encontrar alguien con quien debamos casarnos, más nadie dice podes vivir con quien quieras mientras sean felices.

Esta imposición encima nuestro, lo único que logra es que nos casemos sin tener en cuenta muchas otras consideraciones que deberían de ser importantes como para tomar una decisión tan importante, no se cuales sean, ya que varían de acuerdo a cada persona. Cada uno busca algo en aquella persona con la cual desea compartir el resto de su vida, pero con tanta presión encima dejamos pasar algunos puntos que a la larga podrían ser más que importante.

Y es de allí que los demás no entienden mi punto de vista. Yo quiero elegir tranquilamente, sin presiones, a la persona con la cual deseo VIVIR el resto de mi vida, no aquella con la cual la sociedad me dice debo hacer una fiesta para que vean que “voy a ser feliz” hasta el día de mi muerte. Yo esperare tranquilo a aquella mujer que desee compartir conmigo el resto de nuestras vidas, no aquella que solamente piense en casarse para mostrare ante nuestra sociedad. El casamiento es una fiesta, nada más que eso, si quieren farrear les invito a todos a tomar y comer asado.

Yo no quiero alguien con quien parrandear, quiero alguien con quien compartir. Para la joda hay muchas, con quien compartir y que sea compatible conmigo, solo será una, y a esa esperare. E inclusive, si no hay presión y considero es la indicada, quien sabe, hasta convencerme que haga la maldita fiesta para la mierda de sociedad.

 PAZ Y BIEN A ERE EREA

sábado, 2 de julio de 2011

Al revés, Y CON ORGULLO CARAJO!


Recientemente ha sido publicado el video oficial de la Copa América Argentina 2011, en la cual la bandera paraguaya ha sido colocada del revés (intencional o no, no lo sabremos) por los que los hicieron. Este hecho ha generado una suerte de inquietud entre los seguidores de la selección guaraní. Reacción que es la que se buscaba como para alterar la tranquilidad de los hinchas en general.

No me sorprende. Ya hicieron lo mismo durante el mundial con el supuesto comentario que hizo Jonathan Santana Ghere (nacionalizado); con el titular: “Con goles Argentinos…”, y otros. La guerra psicológica siempre hubo y habrá. El nerviosismo que generó es justamente lo que desean nuestros “hermanos”.

Si ya vamos tensos a la cancha buscando la revancha de una tontería como esta, más rápidamente nos enfurecemos y puteamos a nuestros jugadores, los mismos se desconcentran y pierden la tranquilidad que se necesita en un torneo como este. Lo que facilitaría la derrota de nuestro combinado. Es más, esto de la bandera me deja en evidencia que nos temen.

Habiendo tantas potencias futbolísticas como Uruguay, Chile, Brasil; quienes sus jugadores juegan en como titulares en ligas como España, Italia, Inglaterra. Forlán, Muslera, Neymar, Kaká, Robinho, Luis Suarez, Humberto Suazo, Alexis Sánchez, todos ellos son pretendidos por grandes o juegan en ellos. Sin embargo nuestros jugadores, si bien nosotros conocemos su capacidad, no tienen tanta propaganda como estos. Si tienen rivales así ¿Por qué justo a nuestra humilde selección le hacen esto?, ¿Será porque nos temen?. Quién sabe.

Amigos míos, es psicológico, normal. No hay porque tensionarse, lo mismo hacía nuestro gran ídolo José Luis Félix Chilavert Gonzalez previo a cada partido. Poner nervio al rival, buscaba la forma que se equivoquen fácilmente.

Hagamos lo que gente inteligente hace, no les hagamos caso. Nosotros sabemos del corazón que dejan en la cancha nuestros leones. Sabemos de lo que es capaz Haedo Valdez, Barrios, Topo, Piris, Antolín, Riveros. No caigamos en su juego. Alentemos a la albirroja no por los deseos de refregarle en la cara un titular, un video o algo tan ridículo como eso. Alentemos porque queremos la copa, porque deseamos el festejo y sabemos nos merecemos.

Si fue intencional, ignorémoslos. Si fue involuntario, perdonémoslos. Somos caballeros a diferencia de otros vecinos ;)

PAZ Y BIEN A ERE EREA